grapat_crew

grapat_nena
Grapat es un Proyecto pequeño y familiar que se materializó a partir de dejar la ciudad para vivir en un entorno natural. Sin embargo la idea empezó a gestarse dentro nuestro hace muchos años, durante los primeros 3 años de nuestra hija mayor. Ella no ha tenido prácticamente ningún juguete, y eso nos ha llevado a reflexionar sobre la necesidad que tenían los niños de tenerlos. Hemos hecho un trabajo interno de consciencia para permitir que use objetos cotidianos, hemos abierto armarios de la cocina, hemos permitido que los libros se transformen en carreteras, que las bufandas se transformen en cabañas y caminos…

Nos inspira ver a nuestros hijos y otros niños jugando, el juego tiene algo de sagrado, como una meditación, como de mundo paralelo que se rige por sus propias normas, tiempos y reglas. El juego es el momento del SI, dónde TODO ESTÁ BIEN, salvo las normas que se establezcan y que normalmente tienen que ver con no hacerse daño a uno mismo, a los demás, al entorno, al material y a las creaciones de los demás… Y cuando ocurren estos momentos de juego verdadero lo cuidamos, lo protegemos como si de un momento sagrado se tratara. No interrumpimos, cuidamos el espacio, nos mantenemos en silencio…

Nos inspira a diario ver como la necesidad de jugar, casi más que comer (en nuestro caso), los lleva a jugar con una piedra en un descampado horrible bajo el sol del mediodía en verano. El juego en los niños es como un terremoto que no se puede parar, por mucho que los adultos lo intentáramos con todas nuestras fuerzas. El juego libre, las piezas sueltas, el material no estructurado y abierto nos maravillan a diario porque se transforma en aquello que ellos deciden y que son fruto de su necesidad interna. Proponemos un material sin instrucciones, la única premisa es dejar hacer, sin tiempos, despacio. Un material que incita, invita, provoca la creación de pequeños mundos diversos, fantásticos, realistas, inventados…

Trabajamos en casa, con tierra, fuego y río alrededor, y muchos niños siempre cerca inspirándonos a diario mientras revolotean por el jardín saltando complacidos…

Pasen y vean! Bienvenidos a Grapat, y feliz juego!