l1170836-okokok-retoc

Casi todos nuestros colaboradores son de proximidad, porque creemos que debemos cuidar al productor local. Nuestro proceso productivo es amable con las personas que intervienen. Nos importan las personas. Y ellas nos cuidan y tienen mucha paciencia!!

Las maderas que utilizamos provienen de bosques sostenibles. Utilizamos haya y abedul. La madera es la fuente que nos inspira a diario. Es robusta, es blanda y dura, es cálida, suena bien y huele bien.

Los tintes son con base agua y no tóxicos que cumplen la normativa europea de la seguridad del Juguete EN/71-3:2014 + A1:2014 / 2013. Trabajar con tintes y no con pinturas acrílicas nos permite seguir teniendo contacto con la madera que es noble y amable. El dibujo de la veta, sus matices y tactos, sus características propias. El tinte no salta de la madera cuando esta cae al suelo o cuando el tiempo pasa porque penetra muy adentro de la pieza. Alguna vez puede ocurrir que por un exceso de pigmentos alguna pieza pierda algo de color al entrar en contacto con la saliva, no hay problema, son absolutamente seguras y no tóxicas.

Trabajamos el color con verdadero cariño, los tonos, como degradan, como cambian. El color proviene de la naturaleza y nos conecta a ella: a las estaciones, los cambios de clima, a la luz del sol. En nuestros materiales el amarillo, o el verde nunca van solos, van siempre con su conjunto, el amarillo solo para nosotros no tendría sentido. El color también nos conecta a las emociones y a todo eso que nos pasa por dentro.

Nuestro taller está situado en el campo, y estar cerca de la naturaleza puede hacer que algunos colores tengan variaciones. Depende la humedad o si hay viento el tinte puede impregnar de una forma u otra en la madera.

Cada pieza que pasa por nuestras manos es única, cada una está pintada a mano, con nuestras manos. Y como desde Grapat defendemos el valor de la naturaleza, aceptamos la imperfección, es bella y hace que el material tenga aún más valor.

Para el cuidado o limpieza de las piezas, deben estar en un lugar seco, se puede limpiar con un trapo húmedo y secar en seguida.

Si con el tiempo van apareciendo golpecitos en la madera, pequeñas hendiduras, indicará que el material ha cumplido su función, y desde aquí lo celebramos. Nosotros mismos vamos creciendo y algunas marcas de vida van apareciendo en nuestros cuerpos, es la vida misma.

Colaboramos con fundaciones que cuidan a personas con dificultades psíquicas. Ellos nos ayudan a desarrollar tareas de packaging.

Colaboramos con colectivos en exclusión social y ellos colaboran con nosotros ayudándonos en el taller.

Todos nuestros materiales cumplen la normativa de la seguridad del Juguete EN71-1-2-3




Bienvenidos a Grapat. Y Feliz Juego!